OPIÁCEOS

por Admin

Publicado el 11/08/2017



Los opiáceos actúan sobre diferentes partes del cerebro y del sistema nervioso. Actúan sobre el tallo cerebral, que es el que controla cosas que nuestro cuerpo hace automáticamente, como por ejemplo respirar. El sistema límbico controla emociones y los opiáceos, cambian el sistema límbico para producir sensaciones más intensas de placer, relajamiento y felicidad. La espina dorsal trasmite señales de dolor al cuerpo, y el uso de opiáceos en estos casos, bloquean dichas señales.

La planta de la amapola es la fuente de un tipo de droga, llamada OPIÁCEOS. Los Opiáceos se fabrican del opio, que deriva de la amapola, "Papaver somniferum", que quiere decir amapola somnífera. También se les conoce cómo narcóticos. Ejemplos de estos son: la heroína, la cocaína ó la codeína.

Su consumo, puede producir una sensación rápida e intensa de placer, seguida de una sensación de bienestar y calma adormecedora, pero su consumo también causa adicción. Consumirla una y otra vez, provoca que nuestro cerebro empiece a DEPENDER de ella.

El uso de opiáceos en medicina, radica en su capacidad analgésica, si miras la etiqueta de algún jarabe para la tos, encontrarás codeína, que es un opiáceo. Usados de forma adecuada, la probabilidad de que causen adicción es mínima.

¿Qué nos pasa cuando nos volvemos ADICTOS a los opiáceos?

Su uso continuado cambia la función de las células nerviosas del cerebro, estas células se acostumbran tanto que llegan a necesitar su presencia para funcionar normalmente.

Si eliminamos el consumo de repente, estas células (o algunas de ellas) se vuelven hiperactivas. Después pueden volver a funcionar normalmente, pero mientras tanto, pueden causar lo que se conoce como, síntomas del síndrome de abstinencia.

Podemos compararlo con el malestar de cuando tenemos gripe, pero con síntomas, mas intensos, sudoración, fiebre, escalofrío y mal estar general.

Hay lugares en ciertas células nerviosas que reconocen a los opiáceos, y cuando estos sitios, que son los "receptores de opiáceos", son estimulados por dicha droga, provocan una respuesta en el cerebro y en el resto del cuerpo.

Los científicos han identificado, 3 tipos de receptores de opiáceos, y saben, que cada uno está involucrado en diferentes funciones cerebrales.

Después de años experimentando, los científicos han descubierto, como controlar los genes que controlan la producción de receptores de opiáceos. Ahora podrán experimentar y estudiar como afectan a las células nerviosas, incluso podrán estudiar mejoras en los tratamientos para la adicción a opiáceos.

 

INSTITUTO NACIONAL SOBRE EL ABUSO DE DROGAS. INSTITUTOS NACIONALES DE SALUD