RELACIÓN ENTRE ENFERMEDAD MENTAL Y CREATIVIDAD ¿MITO O REALIDAD?

por Admin

Publicado el 29/11/2017



Partiendo de que todos los humanos somos potencialmente creativos, sin embargo, la creatividad no es tan sencilla, consiste en que a partir de conocimientos adquiridos, se puedan generar nuevas ideas, poco comunes o brillantes. En la literatura se señala que la creatividad relevante, puede estar asociada a trastornos psiquiátricos como la esquizofrenia, la depresión mayor o el trastorno bipolar.

Asimismo, se dice que los individuos creativos manifiestan alteraciones de conducta que afectan las relaciones sociales. Los estudios sobre psicopatología y creatividad siguen sujetos a controversia, ya que se ha demostrado que la psicosis maníaco-depresiva incide significativamente en los individuos creativos y en sus familiares, pero, estadísticamente también se obtienen cifras similares en la población general, (Rev Mex Neuroci 2006; 7(5): 391-399).

Lo cierto es, que desde hace mucho tiempo, el concepto de creatividad se ha relacionado mucho con la psicopatología.

Cada vez se están obteniendo más evidencias de la relación entre creatividad y enfermedad mental.

Especialistas del Instituto Karolinska de Suecia llevaron a cabo el año pasado un estudio con nada menos que 1,2 millones de personas sobre la relación entre la creatividad y las enfermedades mentales. Los resultados han revelado que las personas que se dedican a profesiones creativas son tratadas más a menudo por alguna enfermedad mental que el resto de los mortales.

En 2011, se reveló que personajes del mundo artístico y científicos, se encontraban con más facilidad en familias con historiales de esquizofrenia y trastorno bipolar, algo que hizo saltar las alarmas y les llevó a profundizar más en esta información y a desarrollar una segunda investigación. En esta ocasión en el estudio se investigo a más de 1 millón de personas con diagnósticos psiquiátricos, como el trastorno esquizoafectivo, el déficit de atención con hiperactividad o el trastorno bipolar.

Del resultado se obtuvo la siguiente información: el trastorno bipolar, es mucho más prevalente en personas con profesiones artísticas o de ciencias, con músicos, escritores, fotógrafos, etc.

Por último, una investigación llevada a cabo por el Instituto de Psiquiatría del King’s College de Londres, analizó califacaciones de exámenes obligatorios de alumnos de entre 15 y 16 años, durante 9 años, un total de  714.000 personas, de las cuáles, las mejores calificaciones, demostraron ser más propensas a desarrollar trastorno bipolar,  que aquellas con calificaciones más normales. Juzguen ustedes!! Azar o causalidad?.

Al tratar de explicar esto, hay teorías que ponen de manifiesto, que en estado de hipomanía (estado afectivo caracterizado por un ánimo expansivo, hiperactivo, irritable…), una persona puede ser muy ingeniosa, otras, sin embargo pueden experimentar emociones muy intensas, que les ayude a desarrollarse en campos artísticos.

No podemos negar la evidencia de casos encontrados a los largo de la historia, relacionados con genios de todos los tiempos, diagnosticados de trastornos múltiples.

Algunos ejemplos de estos son:

Charles Dickens, uno de los escritores más aclamados de la literatura universal deslumbró por su brillantez intelectual y su carácter autodidacta. De personalidad cambiante, hoy en día se piensa que el novelista inglés padecía trastorno bipolar. Fragmentos como éste: “Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos…era la estación de la luz, era la estación de la oscuridad, era la primavera de la esperanza, era el invierno de la desesperación” nos dejan constancia de la montaña rusa de emociones en la que vivía Dickens.

Por su parte Albert Einstein, una de las mentes más brillantes de su tiempo, el científico más famoso del siglo XX, también padeció trastorno bipolar. Su hijo, Eduard Einstein, también fue diagnosticado a los 22 años de otra enfermedad mental, en este caso de esquizofrenia.

Otro genio, uno de los principales exponentes del postimpresionismo, Van Gogh padeció trastorno bipolar. De hecho se cree que pinturas como “La noche estrellada” –el famoso cuadro azul con los luceros amarillos- fueron pintadas durante fases de manía.

Hablando de música, Beethoven, uno de los compositores más extraordinarios de la historia, parece  ser que fue otro de los grandes genios afectados por esta enfermedad. O al menos eso se cree ahora. De carácter irascible y con tendencia a deprimirse, el compositor alemán llevó una vida problemática –también debido a su imparable sordera-, y mostró su genio sin ningún reparo. Tanto era así que no vacilaba en dejar de tocar si entre su público alguien se ponía a cuchichear.

Pero no solo podemos hablar de personajes de otra época. Algunas celebridades de este mismo siglo como Francis Ford Coppola, el afamado director de cine estadounidense o el creador de CNN, Ted Turner, también han confesado sufrir este trastorno. A nadie le cabe duda que son personas con un talento especial, una creatividad desbordante y una carrera profesional imparable. Saber que personajes de esta talla lograron alcanzar el éxito y pudieron desarrollarse personal y profesionalmente, es algo que viene muy bien que nos recordemos de vez en cuando.

*Personas que. Purificación Salgado (periodista).